Pages

lunes, 27 de diciembre de 2010

Compro, luego existo.

4 comentarios
Se sienten las fiestas y todo es más evidente.
El salvadoreño es alguien sencillo. El problema está en los medios. 
Los medios de comunicación, como sacados del libro de Chuck Palahniuk, han convertido a la gente común y sencilla, en compradores compulsivos, de aquellos que trabajan en cosas que no les gusta, para comprar cosas que no necesitan e impresionar a la gente a quienes no les importa.
Y es que no hay que tener un gran coeficiente intelectual para saberlo. Está en cualquier parte a la que se vea. Nuestras necesidades no son lo importante. Lo importante se ha vuelto lo que los medios quieren que consumamos.
Queremos ser como nos dicen los medios.
Queremos usar lo que nos dicen los medios. 
Podríamos sobrevivir con menos, pero no lo hacemos. Y la tecnología, en lugar de simplificar el mundo y sus problemas, ha minorizado la capacidad de pensamiento de las mayorías, convirtiéndolos en masas de compradores.
El problema acá radica en saber lo que es necesario y lo que es simplemente un ardid publicitario muy bien hecho para influir en las mentes que harán lo imposible, sí como lo lee, lo imposible para tener capacidad de compra de las cosas de última generación.
Todos queremos usar un Blackberry porque es lo que está de moda. Los anuncios nos bombardean de modo que será una obligación encajar socialmente comprando uno al costo que sea.
Querremos comer en los mejores restaurantes, porque lo mejor es lo que está de moda, que está de moda por los medios. Otra vez.
Esto es como el último post del tema anterior, un círculo vicioso.
No soy quien vendrá a dar soluciones. Lo único que puedo concluir es que estamos influidos desde hace años. Recorra su casa y haga una lista de artículos que compró y no utiliza, que compró y no le servirán, o lo que es peor, que compró y no sabe qué son.
Lamento mucho darme cuenta que es interminable la lista. Usted pensaba que no era consumista porque no le compraba a TVOffer? Piénselo de nuevo.

4 Responses so far

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  2. Alberto says:

    Pues nop, no tengo nada que no utilice... lo que más tengo son libros y carajo, sí que los utilizo, tengo una computadora a la que sí utilizo con ganas, un teléfono que me ha dado la compañía para la que trabajo (por lo que lo uso "agüevo" y un televisor que no veo, pero que mi esposa sí utiliza), sin embargo lo de comer, ahí sí, porque me encanta la comida, jeje

  3. Laura says:

    jajaja buenísimo!! La realidad de cada país y de sus ciudadanos, me atrevería a decir que nadie sale bien librado del inventario ese que comentas jajaja Y sí, éste es uno más de los defectos de los medios de "comunicación", aunque la verdad, el factor determinante es la educación del consumidor, ya que sólo él sabe cuáles son sus verdaderas necesidades y alcance$$$, pero sin duda lo peor que hacen esos medios que se dicen llamar de "comunicación", es manipular la información que presentan o bien, mostrar la información manipulada que el gobierno les ofrece, sin detenerse a realizar una verdadera investigación y exhibición de lo que en realidad está pasando FAATAAAL!!

Leave a Reply

Seguidores