Pages

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Norman Presidente.

1 comentarios
El paso decisivo que ha dado el Alcalde Norman Quijano para reordenar el Centro Histórico de la Capital, es el paso que tanto gobierno municipal ha rehuido a dar durante estos últimos veinte años (de esos puedo dar fe). Norman está actuando legítimamente, es su obligación y además su caballito de pelea, nadie puede dudar que él quiere ser presidente.

El triunfo histórico de ARENA en San Salvador, después de cuatro periodos en manos del Frente, fue un alivio, sobre todo por la dolorosa derrota que se veía venir en las presidenciales, que convirtió a ARENA en el partido que gobernó por veinte años nuestro país, en oposición y como toda oposición política su objetivo será llegar o volver al poder, Norman Quijano, diputado por tantos años y la imagen más visible de su partido, está utilizando la Alcaldía de manera inteligente para unos y poco inteligente para mí .

Como pueden darse cuenta, Quijano no es santo de mi devoción, su perfil de honesto, conciliador y buen administrador público no se la creo, es inconsistente en sus declaracione… pero bueno, los políticos son así y quizá por eso mi mala fe, tampoco les enumeraré las promesas incumplidas, ni le criticare por “adecuar” –que en realidad fue un aumento– los impuestos municipales ni por embellecer San Salvador, me da igual sinceramente, sobre todo porque soy Quezalteco.

De quien si les puedo hablar es de mi Alcalde, que está en su tercer periodo, quien después de nueve años su mejoría económica es evidente, maneja camionetas del año, representa los intereses de China Continental para El Salvador… ah y me van disculpar que les cuente chambres en este medio, cuentan (y me gustaría dudarlo) que por medio de empleados de la Alcaldía pidió a las cooperativas de “MotoTaxis”, una cantidad de 200 dólares por moto, para solventarles las deudas que cada uno de ellos guardaban, situación que dicen se perfeccionó sin que se entregarán recibos municipales, tan triste la historia que me es difícil callarla sea cierta o falsa.

La misma tristeza me pasa con los vendedores ambulantes o callejeros que en los últimos meses han sido desalojados… que obstruyen el paso peatonal y las fachadas de otros centros comerciales es cierto, pero nos olvidemos que son familias enteras que dependen de esa venta, que son personas que en su mayoría no tienen la posibilidad de lograr un empleo digno, el subempleo en el país es una forma de sobrevivir hasta que las oportunidades se universalicen, no pidamos una Suiza Salvadoreña sin un vendedor ambulante ni un vendedor informal.

One Response so far

  1. Alberto says:

    "...que obstruyen el paso peatonal y las fachadas de otros centros comerciales es cierto, pero nos olvidemos que son familias enteras que dependen de esa venta"

    Sí, pero también son un riesgo para los transeuntes, te lo digo como uno de ellos. Y también tenemos familia, que depende del sustento que nos ganamos, que podría acabar si algún accidente ocurre. Es obvio que muchos de esos vendedores se han tomado las calles y las aceras, a tal grado que sólo dejan un carril de la calle libre, y ninguna acera.

    Tampoco Norman es santo de mi devoción, pero los vendedores no dejan por ello de ser un riesgo.

    Saludos

Leave a Reply

Seguidores