Pages

sábado, 11 de diciembre de 2010

Oh capitán mi capitán...

1 comentarios
Si… pero ¿por qué nos molesta?

Una de las ultimas promesas de campaña electoral del Presidente Funes, fue que casi “ipso facto” lo nombraran Presidente iba a salir del edificio de la Asamblea Legislativa a poner la primer piedra del nuevo Hospital de Maternidad. No, verdad. Iba a poner fin a la corrupción, acabar con el amiguismo en las contrataciones de empleados; o sea que iba a reinar la “meritocracia”. La fábrica de empleo y la ciudad mujer fueron buenos ganchos en los que mis amigos y yo nunca tuvimos fe, por lo tanto siempre los despreciamos.

La austeridad es, como siempre, una de esas piedras con las que se tropiezan los políticos, nunca saben qué hacer con ella. Y lo raro es que siempre, siempre creemos cuando nos la tiran, dejando la mano en alto para que veamos quien fue el que la invocó queriendo ganar puntos fáciles con eso.

Pero siempre somos los mismos tontos que venimos a creer que la austeridad será un punto dominante en la administración de un país “dividido”. Lo digo así porque no sólo depende del poder Ejecutivo eso de dirigir las riendas del país, está también el Legislativo, y que ambos se pongan de acuerdo es algo que necesita demasiadas concesiones, de ahí es de dónde salen los viajes, los viáticos, los carros nuevos, los gastos de representación… es algo un poco asqueroso que el rumbo del país dependa de la colaboración de dos poderes que se sobornan el uno al otro. Pero bien, el Presidente ordena comprar un lote de aviones nuevos para la fuerza armada… No discutamos el precio, ni el origen, es lo mismo que sean socialistas, comunistas ó capitalista. Discutamos el uso, la necesidad y el objetivo.

El uso: según las declaraciones del mismo presidente, publicadas por el periódico electrónico “el faro”, “los aviones ayudarían en operaciones de atención en desastres naturales y en el combate al narcotráfico.” Para los pocos que no tenemos la suerte de conocer uno de estos modelos que se pretenden comprar, las imágenes se pueden buscar con google… yo todavía no veo cómo será posible que estos aviones ayuden en operaciones de rescate de zonas afectadas por las inundaciones de invierno, en la cabina sólo caben el piloto y el copiloto y, a menos que puedan acuatizar no los veo sobre volando un área específica como lo haría un helicóptero. Pero les doy el punto que serían útiles para la lucha contra el narcotráfico.

La necesidad: usar esa cantidad de dinero para algo cómo renovar la flota de un ente castrense mucho más obsoleto aún me parece una tontería, sería bueno capacitar, reeducar, depurar, renovar y actualizar al material humano para, mucho después, pensar en renovar la flota aérea de la fuerza aérea nacional. No entiendo cómo es más urgente renovar la flota de aviones y no, por lo menos, los hospitales; equiparlos cómo debe ser… construir escuelas ¿se imaginan la cantidad de escuelas que se pueden construir con cien millones de dólares, invertir en seguridad pública… creo que esas son cosas necesaria.

El objetivo: no seré yo quien venga a cuestionar los motivos, los verdaderos motivos, para este gasto, ni a exigir explicaciones, porque va más allá de mis capacidades cuestionar los motivos de un mandatario. Queda a la discreción de cada uno decir que se compran por esto ó por lo otro. Para la mayoría el barco llegó

La verdad, esto de la austeridad es un tema muy tonto porque, seamos honestos: de los gobiernos que han sido escogidos en los últimos 25 años, y que tenemos la libertad de decir que recordamos, ¿cuántos han sido austeros? ¿cuál ha declarado a l momento de entregar el mando que las cuentas no están en rojo? Ninguno verdad.

Sigamos esperando, pero mientras tanto esperemos el mensaje, recordemos que “Machete improvises”


El barco se encuentra anclado sano y salvo, su viaje concluido y terminado;
De una horrorosa travesía, el barco vencedor, viene con un objeto conquistado;
¡Regocíjense, oh riberas y repiquen, oh campanas!
Pero yo, con lúgubre andar

Camino la cubierta donde yace mi Capitán,
Caído, frío y muerto.

One Response so far

  1. Alberto says:

    Directo al punto. Muy buen artículo!!

Leave a Reply

Seguidores