Pages

sábado, 12 de marzo de 2011

Paradoja

2 comentarios
Querido Facebook:

Te extrañará que te escriba hoy, sábado 12 de marzo, con la cantidad de cosas que pasan en el mundo, pero quería ver si podía exponerte ciertas inquietudes que tengo desde hace unos días en los que abrí mi cuenta, lleno de ilusiones, y vi que había gente que decía que vos y tus amigos (y no la gente harta de la represión) habían derrocado al presidente de Egipto y que el de Libia iba por el mismo camino.

Entonces, pienso que si podés hacer cosas así de grandes, las que yo te quiero plantear no deberían ser mayor problema para vos que sos (y no la gente que se organiza) el motor social del mundo actual. Claro está que si creés que es mucho pedir o que no podés hacerlo todo vos solo, pues, no tengo problema en que convoqués a tus súper amigos: Hi5, Twitter, Messenger, My Space, sería un buen equipo la verdad, todos los súper equipos tienen por lo menos cinco miembros... ¡Aaaaaaaaaaah!, podés agregar a la cuenta a Youtube también, sería como el Aquaman de tu propia Liga de la Justicia.

Bueno, el problema es este, súper poderoso Facebook: vivo en un país tercermundista, entonces yo había pensado ver si podés venir y solucionarnos ciertos problemas que acá todos ignoramos, pero que para vos no serían la gran cosa, para vos y tus omnipresentes, omnipudientes, omnisapientes redes sociales amigas. Estaba pensando en pedirte que solucionaras problemas como el analfabetismo, la desnutrición, la insegurdad, el desempleo, la ignorancia...cosas así, porque en pleno siglo XXI, cuando las redes sociales (y no el cansancio de la gente) derrocan dictaduras, acá la gente está más interesada en vanagloriarse con tonterías que en hacer cosas que de verdad importan.

Pero lo pensé mejor y entonces te quiero pedir que hagás algo que de verdad valga la pena: quiero pedirte que te materialicés y que vos (y no la gente que de verdad podemos hacerlo) sobresaturés excesivamente* el banco de sangre del único hospital de niños que hay acá.

Me imagino que después de derrocar a un dictador y estar en proceso de derrocar a otro estarás demasiado cansado, pero para vos todo es posible porque sos una red social digital, sos como la Skynet de la realidad y vas a encontrar la forma de hacerlo, y para eso tenés a tus amigos, pues, para hacer las cosas que la gente cree que hacés vos y no la gente que se cansa de cómo están las cosas.

Claro, yo sé que ahorita, y esto lo digo sin sarcasmo, Japón te necesita más que El Salvador y está bien; digo, hemos esperado años por alguien que venga a hacer las cosas que nosotros nos emocionamos que pasen en otro lados, en otras realidades y en otros tiempo, podemos esperar a que vos tengás tiempo y vengás (si decidís venir, solo o con tus súper redes sociales amigas). Pero eso es lo que te pido. Espero que podás. Sos buena onda salvando al mundo.

: ) Cuidate, 10 - 4 over and out.

*El pleonasmo es nuestro.

2 Responses so far

  1. Muy zarcastico y muy buen post, y es que es verdad que las redes sociales ayudaron a la gente, pero las razones por las cuales las dictaduras en el norte de African han caido han sido por el accionar popular en dichos paises

  2. Genius... says:

    Muy buen post creo que todos deberíamos reflexionar sobre el uso, y buen uso que podemos dar a las redes sociales. Últimamente parece que el fb es la burbuja en la que las personas buscan escapara de la realidad. Y me he dado cuenta que si alguien comparte información relacionada a una catástrofe, a un problema político rápidamente es atacado, así como las defensas de un organismo se abalanzan a un virus al encontrarlo.

Leave a Reply

Seguidores