Pages

domingo, 13 de marzo de 2011

Las redes sociales no nos liberarán

2 comentarios
Sucedió en Egipto, Túnez, Libia y por poco en El Salvador (sí, Claro), las redes sociales – llámese Twitter, Facebook, blogs, foros, etc. – nos han hecho cambiar de perspectiva en cuanto a la organización social, lo que antes eran discusiones, manifestaciones, conspiraciones, agitación, es ahora un tuit, un post, una crítica, un hashtag o una indirecta.

Soy nuevo, prácticamente, en el mundo de las redes sociales, pero con las suficientes horas para conocer la diversidad de personas y opiniones, no lo negaré todas muy interesantes y siempre con un gran valor; las hay idealistas, soñadoras, amantes de la redes sociales, anarquistas y bien intencionadas, muchas que devienen de la realidad que vivimos o viven y otras tantas que simplemente buscan hacer enojar porque sí.

No pretendo que se creen grupos subversivos, un mayo francés (en El Salvador), que salgamos a manifestarnos y marchemos hasta casa presidencial o a la Asamblea Legislativa (recuerdo con romanticismo las “marchas blancas”, allá por el 2001 en mis primeros años de universidad), o bien que busquemos una revolución – que necesitamos –. Solo pido que nos demos cuenta de que un tuit no representa NADA, cientos de personas conectados a internet en una red social a la misma hora, NO hará que un cambio verdadero se realice, no botará un gobierno, no cambiaremos un sistema económico, no haremos ni siquiera que bajen el precio de la telefonía o el servicio de internet…

Es cierto, somos la generación del cambio (todas lo son), cada uno de nosotros es agente de cambio, debemos y podemos influir en nuestro futuro y en el de este país, pero no con patriotismo barato (#FuckingSheen), ni con sentimentalismos pasajeros (#Manyula), indignación mediática (#NoMásSubsidio) y puedo seguir mencionando muchos más MOMENTOS en una red social.

Lo utópico es que vivamos y actuemos en nuestra vida, tal como tuiteamos, feisbuqueamos y escribimos en nuestros blogs.

2 Responses so far

  1. Genius... says:

    Me parece muy cierto, con el creciente uso de las redes sociales y de la incursión de temas de actualidad en ellos ha crecido la tendencia a observarse muchos líderes, y mártires. Lastimosamente la acción nunca acompaña las palabras y todo cae pronto en el olvido. Y eso es una tarea pendiente.

  2. Muy de acuerdo.

    Hay una situación que dejamos pasar por alto siempre: Hacer lo que nos toca hacer, cuando nos toca hacerlo, sin engaños trampas ni mentiras, partiendo de esto, cuando cada uno ponga de nuestra su parte en el trabajo que le tocó y de la índole que sea, así progresaremos, y cuando nos toque un mayor cargo, con gente bajo tutela, trabajaremos tal cual lo hicimos cuando nadie nos vigilaba ni pedía cuentas.

    Basta de trampas para faltar al trabajo, ni pedir créditos cuando la plata que ganamos jamás nos alcanzará para pagar, por que después nos quejamos de los altos intereses, pero nadie nos obligó, fuimos solos, felices a firmar nuestra cadena al cuello, y estas algunas veces que duran añoso toda una vida.

Leave a Reply

Seguidores