Pages

martes, 24 de mayo de 2011

Al pan, pan y al vino, vino

4 comentarios
En un afán de demostrar que el feedback si es apreciado, quiero disculparme por no haber posteado la semana pasada pero tuve un bloqueo mental. Si se remontan a la primera entrada de este blog, verán que dice:

Así nace este pequeño espacio. Porque no pretendemos hacer literatura, no pretendemos ser noticiero, ni mucho menos arrogarnos la verdad. Pretendemos contar como vemos los diferentes temas de la realidad nacional. No como los políticos entrevistados a diario, ni como los que publican sus editoriales en los rotativos nacionales, sino como el salvadoreño que se sienta en su casa a pensar en el futuro, en sus compromisos, en sus ideas fuera de lo que dicen los medios.

Así las cosas, yo no estaba satisfecho si mis entradas lucían como de periódico. Hay que predicar con el ejemplo. No es el afán tampoco sonar como un medio impreso que todo lo hace changoneta pues trataré de llevar una línea seria manteniendo un equilibrio entre cordura y sentido práctico.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^


El tema de la semana es el encarecimiento de la vida en El Salvador.

Si salimos a la calle a preguntar como ve el ciudadano promedio el precio de la canasta básica, esa que incluye hortalizas, verduras, algunas frutas y los granos básicos como el frijol y el maíz, contestaran con seguridad que se han elevado en los últimos meses. No hay que ser un especialista en economía o un técnico de la Digestyc -los encargados de monitorear la canasta básica- para comprobar ese aumento de precios en los alimentos pues está a la vista y se siente en el bolsillo de los consumidores.

También se perciben incrementos en los platillos de desayuno o almuerzo que se consumen en comedores populares en los que el aumento de precios junto con el precio del gas, hacen combo para atentar contra la economía familiar. En entradas anteriores he tocado el tema de la dependencia alimentaria y la migración que son a mi juicio los principales motivos por los que la producción ha mermado y no se llega a las cuotas que se tenían antes para abastecer el mercado.

Le pregunté a mi vecina, que tiene comedor, si notaba diferencia entre ahora (que ya introdujeron las toneladas de frijol que le compraron a Etiopía y Nicaragua) y los precios de antes, y ella, quien compra en La Tiendona carnes, frutas y verduras para cinco miembros en su familia, dice que no ha percibido bajas en sus compras semanales: "Gasto en promedio $100 semanales en verduras y carnes, y a media semana tuve que ir otra vez al mercado gasté $40, pero compré menos pollo" Total que no salimos de lo mismo.

Un informe del año pasado señalaba las causas de estos índices elevados de precios que fluctuan e incluían: Menores cosechas, importaciones al alza (o la lentitud en realizarlas), conflictos civiles, la demanda de países vecinos y los flujos comerciales regionales, devaluaciones, variaciones del ingreso y la demanda, problemas de transporte y la escalada de precios de los fletes.

Lo triste es que en su afán por estancar los precios los responsables de las dependencias gubernamentales solo impuesto tienen en la boca. Como que con eso se solucionara mágicamente todo. Teniendo en cuenta los precedentes, no parece ni mucho menos descabellado que se piense en gravar las remesas que son lo único constante en este país. Pese a que con esto se reduce aún más la capacidad adquisitiva de las personas que se benefician de este ingreso extra. Aunque a nuestra economía y nuestro gabinete pareciera que les queda cada vez menor margen de maniobra y se vislumbra un panorama muy comprometido.

4 Responses so far

  1. RQ_80 says:

    Me parece una entrada muy bien redactada, pero no me queda muy claro cuál es el mensaje que quiere dejar

  2. RARC says:

    A mí me da uno de a cora, ¡Por favor!

  3. Creo que el último párrafo es perfecto para comenzar una entrada sobre los problemas fiscales que tiene el Gobierno actualmente :)

  4. @ RQ_80 Gracias por visitarnos y comentar! Era un pequeño error que ya corregimos, gracias por señalarlo.

    @ Mariana Gracias por leernos! ojalá no empiecen con impuestgs para todo, por nuestro propio bien

Leave a Reply

Seguidores